• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

¿En qué se va tu dinero?

Vivimos en una sociedad de consumo en la que cada vez nos vemos más expuestos a bienes y servicios que nos interesan consumir. Esto genera más dificultades para controlar tus gastos y realmente entender en qué se va tu dinero.

Por esto, uno de los primeros pasos para manejar tus finanzas personales es ordenar los tipos de gastos que realizas. No existe una única tipificación sino que lo ideal es adoptar un criterio conveniente, que te resulte simple y aplicable, para que puedas entender mejor tu economía personal.

Al realizar la siguiente clasificación podrás saber qué tipos de gastos realizas y qué acción tomar para mejorar tus finanzas.

1. ¿Cuáles son tus gastos fijos?

  • Son tus gastos obligatorios y que, por lo tanto, no puedes eliminar.
  • Tienen un montón determinado y/o calculable que no puede rebajarse.
  • Se pagan con una periodicidad determinada(generalmente, mensual)

Ejemplos: la hipoteca, el alquiler.

Recomendación: Es importante ser sincera contigo misma para identificar cuáles son realmente los gastos que no puedes eliminar de tu vida porque muchas veces consideras ciertas cosas o actividades como necesarias pero en realidad pueden ser prescindibles. Es recomendable que el tope de estos gastos sea el 50% de tu ingreso.

Acción posible:  el registro de estos gastos te indica el monto de ingresos mínimos que tienes que obtener para cubrirlos. Puedes calcular cuánto de tu ingreso se va en gastos fijos.

2. ¿Cuáles son tus gastos variables?

  • Son aquellos gastos que pueden tener un valor diferente a lo largo del tiempo y/o también dependen del tipo de consumo que realices de los mismos.
  • Pueden tener una periodicidad determinada o no.

 

Acción posible: obtener el monto total de estos gastos te indica sobre qué valor puedes actuar de manera inmediata ya que puedes reducirlos si tu objetivo es tener más capacidad de ahorro. Se recomienda que estos gastos no superen el 30% de tus ingresos.

¿Qué tipos de gastos variables existen?

2.1  Gastos variables necesarios

Se dan en un período de tiempo determinado, no se pueden eliminar pero sí se pueden reducir.

Ejemplos: comida, servicio de internet, celular etc…

2. 2. Gastos  “hormiga”

Son los gastos de pequeñas cantidades de dinero en tu día a día que no tienes presente que realizas pero la suma de todos eso gastos suponen un monto importante para tu economía.

Acción posible: si registras durante un mes este tipo de gastos obtendrás el monto total del gasto que no eres consciente en su totalidad y que quizá podrías omitirlos. 

2.3. Gastos ocasionales

  • Son gastos que se producen de manera esporádica y/o estacional
  • Pueden ser bien obligatorios o prescindibles.
  • También pueden ser gastos previstos pero no se producen todos los meses.

Ejemplos: los típicos imprevistos que se producen en el día a día (ejemplo, el auto tuvo un desperfecto técnico y debemos llevar al taller mecánico); cumpleaños; los regalos para días festivos.

Acción posible: registrar cuál de estos gastos puedes prever y, a su vez, puedes generar un fondo de reserva en el que vayas destinando parte de tus ingresos mensuales para este tipo de gastos. 

2.4. Gastos prescindibles o no esenciales

Son el resto de los gastos que corresponden a gastos ni obligatorios ni necesarios para para tu día a día.

Ejemplo: Son aquellos “gustitos” que quieres darte. Puede ser alguna ropa de marca, almuerzos o cenas fuera de casa, el vehículo particular, aparatos de tecnología

Acción posible: este tipo de gastos son sobre los que podrás dejar de incurrir inmediatamente si tu objetivo es aumentar tu capacidad de ahorro lo antes posible. 

 

¿Cómo empiezas a aplicar esta tipificación de gastos?

  1. Registra todos los gastos que tienes cada mes (o el período de tiempo que te sea más útil según tus ingresos)
  2. Clasifícalos según sea gastos fijos y gastos variables.
  3. Identifica qué tipos de gastos variables tienes: gastos necesarios, hormiga, ocasiones, prescindibles.
  4. Saca los totales del monto de cada tipo de gastos que tiene tu economía personal.

 

A partir de esos totales puedes pensar en tu patrón de gastos que te permitirá encontrar cuáles son tus posibilidades de ahorro. Pregúntate, ¿cuáles son mis mayores gastos? ¿Destino mucho dinero en cosas y/o actividades que no son mi prioridad? ¿Mis gastos son acordes a los objetivos de vida que tengo? También puedes comparar si esta reflexión está en sintonía con tu respuesta a este post.

3 diciembre, 2017

0 responses on "¿En qué se va tu dinero?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
2018. Todos los Derechos Reservados.
Loading...