¿Por qué no logramos concretar algunos cambios y abandonamos? El ciclo emocional de Kelley-Conner tiene la respuesta.

Dicen que el cambio es lo único constante. Alcanzar nuestros objetivos requiere que concretemos cambios en nuestra vida. Puede ser incorporar un nuevo hábito, adquirir una nueva habilidad, aprender sobre un tema sobre el que desconocemos. Independientemente de lo que sea, quiero hablarte de esos cambios que empezamos con entusiasmo pero que, después de un tiempo, los abandonamos.

 

En este otro artículo te conté que la clave para cumplir nuestros objetivos profesionales es disfrutarlos. Encontrar el disfrute dentro de la incomodidad de un cambio te permite ser constante, determinada para actuar y abrirte a nuevas oportunidades.

 

Sin embargo, sentirnos bien a veces puede costar. Sobretodo cuando las cosas no salen como esperamos. Y menos, cuando no vemos ningún resultado de lo que hacemos.Y de esto quiero hablarte: ¿cómo sentir disfrute cuando estás en esa situación?

 

Encontrar el disfrute nos conecta con nuestras emociones. Hace necesario reconocer cómo nos sentimos con las acciones que implican ese cambio. Entonces la pregunta es ¿cómo reconocemos nuestras emociones a medida que avanzamos en ese proceso de cambio que queremos concretar?

 

Para responder esa pregunta quiero contarte un recurso que te ayudará a decidir qué hacer cuando sientas ganas de abandonar ciertos objetivos. Se llama “el ciclo emocional del cambio”. 

Resulta que en la década del 70 dos investigadores norteamericanos Don Kelley y Daryl Conner llegaron a la conclusión que las personas que se enfrentaban a un cambio pasaban por diferentes fases emocionales. Quiero compartirte en qué consiste este ciclo porque te ayudará a no abandonar un cambio que haga más feliz tu día a día.

 

Una propuesta: ¿qué cambio profesional iniciaste?

 

Antes de contarte más sobre el ciclo emocional del cambio, me gustaría que pienses en un cambio profesional que hayas empezado durante este año y aún estés procesando. 

Por ejemplo, «este año empecé a …

…buscar mi propósito o pasión,

…idear mi emprendimiento,

…buscar un nuevo trabajo,

…estudiar una especialización.

etc.»

Una vez que lo tengas en claro, te propongo que lo escribas (no te va llevar más de un 1 minuto!) y, por último, si tuvieras que elegir una de las siguientes palabras para describir cómo te sentís, ¿cuál sería?

Optimista

Pesimista

Perdida

Entusiasmada

Dudosa

Enérgica

Curiosa

Comprometida

 

Escribí la palabra que elegiste en el papel. Quedate con tu papel escrito con el cambio profesional que querés en tu vida y la emoción que hayas elegido. Después lo vamos a retomar.

 

¿Qué es el ciclo emocional del cambio?

 

Ahora, quiero presentarte el ciclo emocional del cambio. Este ciclo nos muestra cómo varía nuestro nivel de emoción a medida que pasa el tiempo ante un proceso de cambio. Está compuesto por 5 fases. 

el ciclo emocional de los cambios

 

Fase 1: Optimismo desinformado- “La luna de miel”

 

El ciclo lo empezamos con optimismo, no hay dudas que el cambio que queremos nos hará bien. Nos ayudará a cambiar un presente en el que no nos sentimos satisfechas. Por eso tenemos ilusión por empezar y sentimos el entusiasmo de llegar al objetivo.Además todo nos parece realizable y no taaan difícil de alcanzar.

En esta etapa nos sentimos con mucha energía e inspiradas. También es la fase en la que aún no contamos con un nivel de información importante sobre lo nos propusimos. 

Pero, a medida que avanzamos en esta etapa y damos los primeros pasos, empezamos a enfrentarnos a obstáculos. Ya no nos parece tan fácil. Además,  al contar con más información de lo que tenemos que hacer, cada acción nos cuesta más.

 

Fase 2: Pesimismo informado-”Esto más difícil que lo que imaginaba..mucho más difícil”

A medida que van pasando los días y semanas,  ya no sentimos la misma energía del principio. Nos chocamos contra una “realidad” que no es la que esperábamos. Empezamos a encontrar dificultades. Nos frustramos al no poder superarlas. Como consecuencia, no estamos obteniendo resultados.

La desmotivación nos invade. En esta fase emocional aparecen las dudas. Nos preguntamos¿sigo con esto?¿tiene sentido?

Hasta que llegamos al valle de la frustración y resignación. No tenemos motivación. La fuerza de voluntad la perdimos y no queda ningún recuerdo del entusiasmo inicial. Ese es el valle en el que la mayoría de las personas se dan por vencidas.Abandonan el proceso de cambio necesario para alcanzar sus objetivos. Si bien en algunos casos abandonar un cambio puede ser certero, el problema es cuando oscilamos durante mucho tiempo entre el entusiasmo y el optimismo de diferentes metas. Es como vivir en una montaña rusa emocional , entre el optimismo y el malestar,  que solo termina en frustraciones. 

El valle de frustración y resignación es el punto  crítico. La clave es saber cómo superarlo, te lo cuento después de contarte la última fase del ciclo. 

 

Fase 3: Realismo esperanzador “mmm…esto puede funcionar”

 

Cuando superamos ese punto crítico del valle, sentimos el impulso de esforzarnos, descubrir y nutrir nuestra curiosidad en ese proceso de cambio. A medida que pasa el tiempo, encontramos una manera de trabajar que nos resulta fluída y, hasta nos entusiasma, para seguir avanzando. Además nos vamos encontrando con pequeñas victorias que nos dan fuerza para seguir recuperando el optimismo. 

Podríamos decir que, en la fase anterior veíamos toda la escalera que nos quedaba por subir mientras que en esta fase nos centramos en cada escalón. Tenemos un plan y cuando logramos subir cada escalón, sentimos satisfacción. Esos pequeños logros nutren nuestra motivación y fuerza de voluntad. Así, recuperamos confianza en nuestras capacidades para cumplir lo que nos proponemos. 

 

Fase 4: Optimismo informado… “Yo puedo hacerlo”

 

Esta es una etapa en que sentimos que podemos trabajar de manera más fluida. Las dudas sobre si continuar o no, ya no tienen lugar porque están disipadas por la confianza en nuestras capacidades y habilidades. 

Si bien no concretamos el cambio o no llegamos al objetivo en sí, seguimos con las pequeñas victorias que nos dan entusiasmo. Aunque aún no hemos logrado la meta, ya podemos ver algunos resultados y estos nos llenan de satisfacción y optimismo. 

 

Fase 5: Finalización gratificante. “Cómo pude dudar en algún momento?!”

 

En esta etapa puede sentirse una mezcla de satisfacción y felicidad por el cambio logrado aunque también cansancio por la entrega. Esto puede reducir la alegrÍa que se pensaba que experimentaríamos en esta situación. Es decir que, al final se puede sentir un poco de desorientación. 

Esa mezcla de sensaciones no tiene que nublar el logro obtenido, es necesario festejar y premiarse por el objetivo alcanzado. Recompensarnos sirve de inspiración y motivación para futuros cambios y objetivos. 

¿Cómo superar el valle de la frustración y resignación?

 

Este es el punto crítico del ciclo emocional. No hay una fórmula definitiva ni un secreto para aplicar. Solo necesitamos conocernos más para identificar en qué momento del ciclo estamos e interiorizar qué nos funciona a cada una para seguir avanzando.

En este punto recomiendo tener presente qué te conecta con tu  fuerza de voluntad y el entusiasmo. Por ejemplo,

>>Estar en contacto con otras personas que nos motiven.

>>Cambiar de ambiente en donde ejecutamos nuestras tareas.

>>Tener presente cuál es el sentido más profundo para ese cambio.

>>Incentivar nuestra creatividad y curiosidad para desestancarnos.

>>Identificar cómo es tu diálogo interno sobre tus fortalezas y las posibilidades que te rodean.

>>Pedir ayuda a alguien en quién confíes y te motive a aplicar tus habilidades y capacidades. 

 

Los altibajos son parte del proceso de transformación que implica un cambio profesional. Por eso este ciclo puede ayudarte a sincerarte en qué situación estás y qué herramientas contas para concretar lo que más deseas. No quiero abandones ningún cambio que estés pensando y que puede significar que disfrutes más de tu día a día. Quiero que cuentes con los recursos y herramientas para que, en caso que sea necesario, superes el valle de la frustación y te conectes con el disfrute de seguir comprometida y entusiasmada en tu proceso de cambio.  

 

¿En qué fase del ciclo emocional del cambio estás?

 

Por último, te pido que retomes lo que escribiste en el papel  con el cambio profesional que iniciaste y la palabra que refleja cómo te sentís con respecto a ese cambio. Teniendo en cuenta el ciclo emocional del cambio ¿en qué fase estás?¿con qué recursos contás para seguir avanzando en ese proceso de cambio?

Si querés dejame tu comentario contándome qué cambio iniciaste y en qué fase consideras que estás. También podés contactarme por mensaje directo en mi instagram  para trabajar juntas ese proceso de cambio.

 

Un beso!

 

Tami

0 responses on "¿Por qué no logramos concretar algunos cambios y abandonamos? El ciclo emocional de Kelley-Conner tiene la respuesta."

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
2018. Todos los Derechos Reservados.

Empieza hoy a tomar acción para tener un trabajo que disfrutes. Suscríbete y accedé gratis el Audio+Worbook:

"3 claves para tener un trabajo que te apasione".

He leído y acepto la Política de Privacidad

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Expertas en Dinero como responsable de esta web. La finalidad es para enviarte mis publicaciones, noticias, vídeos, cursos, así como promociones de productos y/servicios (prospección comercial). Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de mi plataforma de email marketing MailChimp, mediante su empresa Rocket Science Group, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield (más información de la política de privacidad de MailChimp). Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en hola@expertasendinero.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.