Qué hacer si tu trabajo no te gusta y no lo podés dejar….

“Mi trabajo actual tiene buen horario, un sueldo que paga mis facturas y un ambiente del que no me puedo quejar. Pero las tareas son tediosas. No me siento realizada ni plena. Siento que algo me falta. A veces creo que me consumo ahí adentro y no tengo tiempo para hacer lo que realmente disfruto.  Está en la balanza: los ingresos de un trabajo que me sirve para vivir o el sueño de un trabajo donde pueda hacer algo que disfrute”

¿Alguna vez escuchaste o te escuchaste diciendo algo del párrafo anterior?

Es muy probable..

Más del 80% de las personas no es feliz en su trabajo actual pero por diferentes motivos no lo puede dejar.Entonces, la pregunta es: 

¿qué hacer si tu trabajo no te gusta pero (por el momento) no lo podés dejar? 

 

 

Un trabajo de subsistencia vs el trabajo de tus sueños

 

 

Esta es una situación que genera sentimientos encontrados: tener un trabajo que no disfrutamos y la necesidad tener los ingresos (y la comodidades) que garantiza ese empleo. Cuando cambiar o dejar el trabajo en el que estás es una idea tan recurrente, es momento de prestarle atención. 

Una de las primeras limitaciones que encontramos es el dinero.Pensar en las facturas que hay que pagar, la comida, actividades sociales, viajes. Ese ingreso, y por lo tanto el trabajo, cobra otro sentido. Ese ingreso nos garantiza la supervivencia y más. Pero es el mismo trabajo que te desgasta, aburre y te limita para tener el estilo de vida que deseas.

Por eso en este artículo quiero compartirte qué podés hacer en esta situación que genera insatisfacción y frustración, te hace sentir atrapada en un lugar y no sabés qué decisión tomar.

 

¿Cómo lidiar con esos sentimientos encontrados?

 

Te comparto mis recomendaciones y la necesidad de encontrar un orden para entender cómo gestionar tus emociones en esa situación. 

A veces en el afán de alejarnos de lo que no nos gusta,  podemos reaccionar de manera poco proactiva, que te mantiene en la queja y  drena tu ánimo mucho más. 

Además es CLAVE que, aunque estés en un trabajo que no te gusta, no se vuelva una limitación para poder encontrar tus talentos y desarrollar tus fortalezas. Estoy convencida que reconocerlos es un paso necesario en el camino hacia un trabajo que te apasione. 

Por eso quiero compartirte 3 CONSEJOS para no ver tu trabajo actual como una tortura y pérdida de tiempo. Sino que puedas darle otro significado que, además, te aleje de tenerlo como una excusa para posponer los procesos de aprendizajes que te lleven a tener un trabajo que te apasione. 

 

 

Nota: Te comparto un pdf descargable gratis para que puedas aplicar las siguientes recomendaciones. Descargalo haciendo click aquí

 

Consejo 1: ¿Cuál es la principal traba para no dejar tu trabajo?

 

 

A veces resulta fácil  notar que no nos sentimos satisfechas con nuestro trabajo. Pero si seguimos reflexionando e indagando qué nos mantiene ahí, las razones se vuelven más difíciles de identificar. Puede ser una razón, dos o un mix de varias. 

Identificar cuál es la principal traba te ayudará a encontrar qué necesitas para superarlas. 

 

 

¿Es sólo por una cuestión económica?

¿No sabés cómo empezar un cambio profesional?

¿No tenés en claro qué te gustaría hacer?

¿Sentís que cambiar de trabajo requerirá de mucho esfuerzo y sacrificio?

 

 

Más allá de cuál sea tu traba principal,  la base para superarla es tener claridad sobre tus talentos y fortalezas, qué te gusta hacer y qué visión de vida es compatible con el tipo de trabajo que aspirás. 

 

Contar con esta base te dará seguridad, confianza en vos misma y te  permitirá crear un plan para superar tus trabas y cambiar de trabajo. Inevitablemente esto requiere dedicarle tiempo a tu autoconocimiento.

 

>> Si necesitas una guía para descubrir tus talentos y fortalezas para disfrutar tu trabajo, te recomiendo mi programa de sesiones de coaching: “Descubrí tus fortalezas para disfrutar tu trabajo”<<

 

Consejo 2: ¿Qué es lo más disfrutas hacer? 

 

 

Es necesario tener claridad y ser más específica sobre qué significa para vos la frase “no me gusta mi trabajo”. De esa manera se puede reflexionar en más detalle sobre tu insatisfacción, ¿son las tareas? ¿el espacio de trabajo?¿cumplir determinado horario?¿no tener oportunidades de aprendizaje?

Una vez que tengas claridad en lo no te gusta, preguntate ¿qué necesitás para modificarlo?¿qué cambios podrías incorporar en tu día a día para sentirte mejor?

 

Una manera para encontrar respuestas a lo anterior es que te centres en lo que sí disfrutas, en lo que te gusta hacer.

En lo que más te gusta hacer está la pista de tus talentos naturales. Aplicarlos en tu día a día te garantizará y facilitará tu camino profesional.

 

La pregunta es, ¿cómo reconozco mis talentos?

Por ejemplo, quizá disfrutas aconsejar/dar recomendaciones a tus amig@s sobre diferentes temas. Y las personas te consultan mucho para que les des consejos sobre un tema. Podés destacar tus habilidad para escuchar a otros, empatizar y hasta ser reflexiva para darles un consejo. 

Se trata de  que te observes conscientemente cómo hacés determinadas actividades. Otro ejemplo, practicar una actividad y observar cuán rápidamente la captas, si podés saltar los pasos del aprendizaje y hasta innovar con cambios que no te enseñaron aún. Además presta mucha atención si esa actividad te hace perder la noción del tiempo.

A medida que te conviertas en una observadora más aguda de lo que hacés, podrás ir reconociendo patrones comunes en tu manera de pensar, sentir y actuar al realizar una actividad. 

 

 

>> Si necesitas una guía para descubrir tus talentos y fortalezas para disfrutar tu trabajo, te recomiendo mi programa de sesiones de coaching: “Descubrí tus fortalezas para disfrutar tu trabajo”<<

 

 

También es fundamental que observes tu energía cuando haces diferentes actividades. En un día normal, tu energía física y tu estado de ánimo pueden variar según la actividad que estés realizando. Si estás haciendo algo que te gusta mucho, al final del día te podés encontrar físicamente cansada pero espiritualmente con mucha energía. Si te pasas el día haciendo cosas que no te interesan o te dan igual, puede que estés bien físicamente pero te sientas desanimada. 

(Te recomiendo que anotés cada descubrimiento sobre vos misma y lo que disfrutas hacer así tendrás tu propio registro!)

 

A partir de identificar lo que te gusta hacer, podrás comenzar a definir en qué tipo de trabajo te gustaría aplicarlo. Y preguntate, ¿cómo imaginas ese trabajo ideal? ¿cuáles son la tareas? ¿qué tareas te entusiasman más? ¿qué necesitas aprender para alcanzar ese trabajo?

Cuánto más detalle y anotaciones tengas de este punto, más práctico será para tenerlos en cuenta en el siguiente consejo.

 

Consejo 3:  Tu trabajo actual como una oportunidad

 

 

El coaching ontológico nos da las herramientas para cambiar el tipo de observador que somos de nuestra realidad. Al cambiar cómo vemos nuestro entorno, nos abrimos a nuevas posibilidades. Por eso es importante que puedas adoptar una forma de ver  tu trabajo como la oportunidad y el escalón inicial para estar en un trabajo que te haga sentir plena y realizas. 

Tu trabajo actual: 

  • Te puede dar  la oportunidad de saber qué querés  y qué no querés en tu rutina laboral, además de los ingresos que necesitas por el momento. 

  • Te puede ayudar a seguir descubriendo lo que te gusta.

  • Te puede dar posibilidades de desarrollar nuevas habilidades. 

  • Te puede conectar con otras personas que nutran tu experiencia laboral.

  • Identificar qué personas te inspiran y quiénes te sacan la energía.

 

 

Sobretodo tu trabajo actual puede pasar de ser un motivo por el que te sentís estancada a otro que te incentive a crear un plan y concretarlo para que tu día a día sea diferente.

 

 

Si necesitas una guía para comenzar y tener un trabajo que disfrutes, te invito a que veas mi programa de sesiones de coaching “Descubrí tus fortalezas para disfrutar tu trabajo”, accedé aquí.

 

 

También podés contarme cómo sobrellevas el día a día en los comentarios ;)

 

 

Un beso,

 

Tami!

 

 

P.D.: Te comparto un pdf descargable gratis para que puedas aplicar estas recomendaciones. Descargalo haciendo click en el siguiente botón. aquí.

 

03/14/2020

0 responses on "Qué hacer si tu trabajo no te gusta y no lo podés dejar…."

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
2018. Todos los Derechos Reservados.

Empieza hoy a tomar acción para tener un trabajo que disfrutes. Suscríbete y accedé gratis el Audio+Worbook:

"3 claves para tener un trabajo que te apasione".

He leído y acepto la Política de Privacidad

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Expertas en Dinero como responsable de esta web. La finalidad es para enviarte mis publicaciones, noticias, vídeos, cursos, así como promociones de productos y/servicios (prospección comercial). Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de mi plataforma de email marketing MailChimp, mediante su empresa Rocket Science Group, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield (más información de la política de privacidad de MailChimp). Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en hola@expertasendinero.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.